¿Necesitas ayuda?,  Psicología

TRANSEXUALIDAD ¿Qué tiene de malo?

 

No es fácil ser diferente ni luchar contra marea. No es fácil querer ser alguien y que la sociedad no te deje, que te lo haga difícil, que te haga sentir mal, como si estuvieses haciendo una cosas malas.
La sociedad siempre ha reprimido, castigado y juzgado al diferente, pero ¿por qué nos asusta lo diferente? ¿Por qué nos amargamos y lo pasamos mal siendo diferentes a los demás?

Esas personas capaces de juzgar, discriminar, castigar, ridiculizar e incluso amargarle la vida al diferente no son capaces de saber cómo se siente una persona en estas circunstancias, no saben lo complicado que es luchar en contra de una sociedad marcada por “el qué dirán”.

¿Alguna vez habéis sentido la incomodidad de estar en un lugar dónde no os sentís cómodos?;
¿habéis llevado algo con lo que no os sentíais cómodos?, ¿habéis notado que no sois vosotros mismos, haciendo lo que la sociedad marca que tenéis que hacer y marca como tenéis que ser?

De una forma parecida se siente una persona transexual, homosexual o bisexual. Se sienten fuera de lugar en una sociedad dónde no les aceptan tal y como son, dónde les juzgan por ser diferentes al resto, incluso llegan a llamarles de muchas formas ofensivas.

Y nos preguntamos, ¿Qué tiene de malo ser diferente?

Una persona transexual se siente encerrada en un cuerpo del sexo que no es con el que se identifican, hombres que se sienten mujeres y mujeres que se sienten hombres.
Esto es lo que llamamos identidad sexual o identidad de género, que es la conciencia psicológica o sensación de ser hombre o ser mujer. La mayoría de los niños toman conciencia de su sexo anatómico en torno a los 18 meses. A los 36 ya tienen plena conciencia de su identidad sexual. Por ello sabemos que a los 3 años de vida, ya saben si se sienten hombres o mujeres, y pasa lo mismo con los que siendo niñas se sienten niños y viceversa.

Se añadió una nueva diferenciación en la que se distingue a los transexuales en:

*TRANSEXUALES PRIMARIOS: aquellos que lo son desde su infancia y siguen siéndolo toda la vida.

*TRANSEXUALES SECUNDARIOS: aquellos que lo son con el transcurro de su vida, ya más adultos. Antes pueden haber sido hombres especialmente femeninos o travestidos o mujeres masculinas.

La persona transexual corrige la disociación que sufre su mente con su cuerpo poniendo acorde una con el otro mediante lo que comúnmente se conoce como “cambio de sexo”. El término correcto es Reasignación o Afirmación de sexo, ya que ese proceso no supone un cambio para la persona, sino la reafirmación o afirmación de
lo que siempre ha sido.

Pero para las personas transexuales es difícil psicológicamente decir: no me siento hombre, me siento mujer o al revés, y dar el paso de enfrentarse no solo a la disociación mente- cuerpo, sino también a una sociedad que todavía le cuesta, a una familia que puede que no lo entienda, a personas importes que te rechazan, que te dejan de lado porque no son capaces de entenderlo.
También enfrentarse a insultos, discriminaciones y dificultades que ni la gente se imagina.

Los niños/as que pasan por esto se sienten  al no ser llamados por el nombre de género con el que se identifican, o no utilizar las ropas del sexo que sienten, o no usar el aseo que quieren puede desencadenar un gran malestar en el niño transexual. Pueden sufrir ansiedad, angustias, manifestar miedos, sentirse mal consigo mismo, dejar de comer, se vuelven a hacer pis en la cama y tienen muchas rabietas.

Una de cada 30.000 personas nacidas con genitales masculinos y una de cada 100.000 personas nacidas con genitales femeninos son transexuales.

Es muy importante respetar y entender que no es fácil para una persona nacer hombre y sentirse mujer, o nacer mujer y sentirse hombre.
El simple hecho de ayudar a que puedan hormonarse, operarse y ser quien siempre supieron que eran, un hombre o una mujer, independientemente del sexo anatómico con el que nacieron, les cambia la vida por completo. Es entonces cuando se sienten por fin realizados, plenos y felices.
¿Cómo luchar y conseguir ser quién eres, ser quien realmente sientes que eres, con todos los factores en contra?

No es fácil , y en Divanate lo sabemos.
Muchas personas no han sido capaces de aguantar tal presión y han terminado quitándose la vida, pero muchas otras, han sabido resistir, luchar por lo que quieren conseguir y conseguirlo, luchando contra viento y marea. Aunque les hayan dejado solos, aunque la familia no les hable, los amigos no lo entiendan… siempre hay alguien capaz de entender, respetar y ayudar al diferente.

Hay que luchar por lo que se quiere, no hay que tener miedo, la vida es demasiado corta como para vivir siendo alguien que no quieres ser. Y aunque creas que nadie te entiende, que nadie puede ayudarte… desde Divanate te decimos que no estás solo , que no eres un bicho raro, no eres un monstruo, eres una persona especial. Y, ¡estamos aquí para ti!
Tienes que aceptarte tal y como eres, y vivir sin miedo la vida que tu quieres vivir. Así que lucha por tu felicidad, cueste lo que cueste.

Porque ser diferente no es malo y en Divanate estamos contigo, ¡luchamos contigo!
Así que no tengas miedo, cuéntanos tu experiencia. Para que esa gente que le pasa lo mismo y siente miedo sepa que no están solos, que estamos con todos y cada uno de ellos.

DIVANATE! 

¡Qué viva la diferencia!

Si no lo entiendes… RESPÉTALO
Aquí os dejamos tres vídeos interesantes sobre tres casos reales de personas transexuales.
*Videos propiedad de Youtube

https://www.youtube.com/watch?v=muvrwTdesS4

7 Comentarios

  • Joaquin

    Bueno, para empezar la transexualidad esta calificada como enfermedad mental, llamada disforia de genero. No estoy en contra de su humanidad y si son personas transgeneros las apoyo en resolver su problema pero si me piden que la sociedad acepte que un hombre sea mujer solo por su opinión subjetiva de su identidad sexual, entonces no. ¿Que tiene de malo? La transexualidad es tan natural como ser autista o sindrome de down, de hecho tambien los homosexuales, porque un experimento reciente afirma que el cerebro de los gays es parecido al de las mujeres y el de las lesbianas parecidas al de los hombres, ademas que el hipotálamo en los homosexuales es mas grande que en los heteros. Lo siguiente seria determinar si es por causa de nacimiento o por un factor social, pero en tanto se deja claro que ser homosexual y transgenero es tan normal como ser autista o retrasado mental, no es comun pero puede pasar.

    • divanate

      Gracias por comentarnos Joaquin, pero no estamos de acuerdo con las palabras que has expresado. Puesto que estás comparando: una orientación sexual y una identidad sexual, con una enfermedad mental y la transexualidad no es una enfermedad mental.
      Con el paso de los años se ha luchado para que no se consideren tanto la homosexualidad,la bisexualidad y la transexualidad ,entre otros, como enfermedad mental. Recientemente la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha eliminado el término de transexualidad como «enfermedad mental».
      En Divanate creemos en la personas, en la libertad de elegir a quien amar y quién queremos ser. Y apoyamos a toda la gente que siendo mujer se siente hombre y viceversa. Porque es importante que cada uno en la vida sea feliz con lo que sienta.
      Divanate

  • Leonardo (Gianinna)

    Yo me identifico muchísimo con Pilar aunque, yo desde que tenia 8 años comencé a pensar como que seria mas feliz siendo un hombre que una mujer, a los 10 años me dio fobia a las mujeres y a mi propio cuerpo así que mi día a día es realmente un asco para mi hay veces en las que mi fobia se vuelve demasiado fuerte lo que hacia que yo ni siquiera quisiera tocarme o tocar a otra chica, yo me juntaba mucho con los hombres ya que era mucho mas tranquilo hablar y jugar con ellos, un día les conté a unos compañeros lo que sentía y ellos me dijeron que podía cambiar mi sexo que podía operarme y hacerlo al principio no me convencía pero luego me di cuenta que verdaderamente quería eso, yo no sabia que hacer con mi vida ya que me daba demasiado asco y había decidido solo suicidarme antes de crecer y convertirme en una mujer lo cual desde muy pequeña nunca quise y nunca voy a querer pero cuando ellos me dijeron eso verdaderamente creí que al fin tenia una razón para volver a sonreír con un único objetivo en mi vida que era ser yo mismo y verdaderamente no espero nada de mi familia no espero un «esta bien» o un «te apoyamos» o algo parecido porque se que no sucederá así que ahora seré lo que ellos creen que soy pero nunca volveré a ponerme un vestido o falda, cuando lo hago me siento muy mal, me siento un asco, día a día al levantarme no quiero verme al espejo porque veo alguien que nunca fui allí, y muchas veces he llorado por la noche porque a veces en serio solo quisiera sacarme esta mascara pero aun no es tiempo. Estoy ahora escribiendo esto ya que en este momento yo estaba demasiado mal por que ya no podía soportar ser alguien que no soy pero estoy mas tranquilo sabiendo que algún día lo seré y podre sonreír como solía hacerlo.

    • divanate

      Querido Leonardo, nos ha conmocionado tu comentario. En la situación en la que te encuentras están cada día muchos jóvenes, adolescentes, adultos… muchas personas que se sienten en un cuerpo que no es con el que se sienten identificados.
      El miedo y el desconocimiento te hacen no ser capaz de encontrar lo que necesitas para ser feliz. Hace que no alcances aquello que necesitas, ser lo que quieras ser, ser lo que sientas.
      Hay diferencias entre el sexo con el que nacemos (género) y cómo nos sentimos nosotros, sea hombre o mujer (identidad).
      Tienes que pensar en que puedes conseguir aquello que deseas.¡No es imposible! muchos han conseguido ser aquello que han querido, aunque tengan a su familia en contra, aunque muchos no lo entiendan. Tienes que buscar tu propia felicidad, porque el que te quiera, te va a querer igual, porque tú vas a ser la misma persona, sólo que más feliz de poder ser un hombre.
      No te rindas, porque puedes conseguirlo. Nosotros podemos asesorarte para que lo consigas. Para que cuando te mires al espejo, veas lo que siempre has querido ver y sonrías cómo lo hacías antes.
      Hay mucha gente que está en tu misma situación, no dejes que el miedo te aparte de conseguirlo. Serás mucho más feliz.
      Seguro que en tu ciudad hay grupos de autoayuda dónde puedes hablar y conocer a otras personas en tu misma situación, o que lo estuvieron y por fin han conseguido lo que necesitabas para ser feliz.
      Desde Divanate te animamos a que luches por conseguirlo! No dejes que te consuma acabando con tu vida y tu felicidad. Hay una salida!! y nosotros queremos ayudarte!
      Ánimo Leonardo!
      DIVANATE

    • divanate

      Hola!! gracias por dejarnos tu comentario. Nos encanta que participéis!!! Puedas ayudar contándonos tu historia. Así la publicaremos para ayudar a este colectivo. Para así que haya mayor conciencia y visibilidad!! nos encantaría leerte!! un saludo y muchísimas gracias por colaborar con nosotros.
      EQUIPO DE DIVANATE

  • Christian, (Pilar)

    Yo no se como decirles a mis padres la verdad,puesto que pensaba que era una crisis de identidad y he actuado según el sexo que aparento ser,la cosa es que la actuación me esta costando depresiones y ya tengo 19,empecé a sentirme mal,cuando a los 13 años,vi que mi cuerpo, (aparentemente femenino),no se correspondía conmigo,desde peaueñ@,he sido más masculina,jugaba con los chicos,me indentifico y indentificaba con el chico,es decir con los Príncipes,con Aladdin y tengo claro que no me siento del colectivo lesbiana,no,yo debi nacer hombre,temo que si se enteran me den la espalda y en Zaragoza,no se donde podría ir a que me ayudarán,de verdad,cada vez me cuesta más actuar y me doy cuenta de que no debo negar quien soy,me llamo Pilar pero me asquea tener nombre de chica y que me hablen en femenino,que tenga que llevar vestidos y ropa de chica y ver que no puedo comprarme la ropa a corde con migo,por temor a lo que me digan,temo no encajar en mi familia siendo el chico que realmente soy,lo peor es que tengo un cuerpo muy definido como mujer y no puedo vermelo,no llevo vestidos ni shorts y no soporto ir a la playa o a la piscina porque me frustra mucho ver que no estoy en mi cuerpo,mi hermana no soporta a la gente trans y estoy segur@ de que debí hacer chico,desde pequeña quiero llamarme Christin y ser Christian, no ser pilar y cada año que pasa me cuesta más callarme y ya no puedo dormir x las noches por la agustia que siento,hay gente de mi entorno que dice,que esto que me está pasando, (no saben que a mi me pasa),es esquizofrenia,enfermedad y aberración…¿Qué puedo hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *