Sexología

«Edging»-Aumenta el placer de tus orgasmos.

Seguramente al escuchar y leer » Edging» no te suene de nada, pero quizás hayas realizado esta práctica sexual sin saberlo. Y es que últimamente está de moda y se está convirtiendo en el gran potenciador de orgasmos diarios.
Esta práctica no requiere un gran entrenamiento, pero si un buen control para conseguir que tu orgasmo se multiplique en cuestión de segundos. ¿Quién dice que no a mejorar la intensidad de sus orgasmos?

¿Cómo funciona el Edging?

Bien, se trata de una forma de «retrasar» el orgasmo. Es decir, cuando estés llegando al momento del clímax, debes parar y apartarte unos segundos, antes de que llegue el momento de culminar con el orgasmo.
Es como si al estar apunto de llegar, tuvieses un stop, un semáforo rojo que te dice: ¡Para un momento! haciendo que te retires para evitar llegar. Tras unos segundos sigues y te dejas llevar. Verás como consigues un orgasmo más intenso y largo que si te hubieses dejado llevar sin pararte.

Esta práctica merece una gran fuerza de voluntad, pues todos sabemos que llega un momento cuando estamos cerca del momento del clímax, que es muy complicado parar y no dejarse llevar. Puesto que nuestro cuerpo, nuestra mente e impulso… es dejarse llevar y llegar.
Pero cuando realizamos varias veces la práctica del Edging, aprendemos a controlar y aguantar antes de llegar, y eso hace que al retrasar el momento, nuestro cuerpo se excite más, el flujo sanguíneo aumente y esto hace que la explosión de placer sea mayor.

¿Se tiene que realizar en pareja?

Ésta práctica puede realizarse tanto solo/a como en pareja. Puedes ir perfeccionándolo de forma individual y cuando tengas el control para aguantar y no llegar al clímax, ponerlo en práctica en pareja.
Con esta práctica puedes sincronizarte con tu pareja para poder coordinaros y llegar al mismo tiempo, para explotar juntos de placer.

Seguramente durante tus relaciones sexuales o tus masturbaciones, hayas realizado Edging sin saber que tenía este nombre. Pero no hay que confundir este término con el «tardar más en llegar al orgasmo». No es cuestión de pensar en cosas que te bajen la excitación o libido, para que tu pareja aguante más. No es lo mismo.
El Edging no se trata de eso, sino de potenciar el orgasmo a un nivel superior, justo cuando estás a punto de llegar, entonces parar. No el estar retrasándolo desde el inicio del coito para un mayor aguante.

Ya sabes, si quieres seguir potenciando y aumentando el placer de tus relaciones sexuales, prueba a realizar ésta práctica Edging. ¿Quién no quiere que sus orgasmos sean más intensos?
Cuéntanos tu experiencia en nuestro correo electrónico divanate@outlook.com
Cualquier duda o pregunta puedes también realizarla por nuestro correo o a través de las redes sociales de Facebook, Instragram y twitter en @divanateconmigo

Equipo de Divanate

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.