Psicología,  Sexología

ESPINAS- ¿Amor o atracción sexual?

A veces la vida nos une y nos separa de las personas. Unas llegan para quedarse, otras llegan para marcarte y otras… a veces ni llegan.
Es ahí donde entran lo que nosotros vamos a llamar “espinas”. Y es que todo el mundo tiene una espinita con alguien, hombre o mujer, con quién quedó algo pendiente o bien nunca ha habido nada pero siempre has querido que pasase, porque esa persona tiene algo que llama tu atención.

Cuando te cruzas con alguien que te marca, alguien que no te deja indiferente, pero no llega tan lejos como te gustaría, es entonces cuando aparece “la espinita”.
Esa espina de no haber llegado a tener lo que realmente querías, a tener algo más.

¿QUÉ PASA ENTONCES?

Las espinas son complicadas de quitar, puesto que es algo como pendiente, algo que necesitas quitarte para siempre. Puede pasar el tiempo, puede que no vuelvas a ver a la persona en cuestión pero, en el momento que aparece de nuevo,te das cuenta que la espina sigue ahí.
Hay dos tipos de espinas:

1-ESPINA  DE AMOR: Es la que no sólo te trata de una atracción hacía una persona, sino amor lo que se siente, ganas de poder tener una relación con esa persona, compartir muchos momentos a su lado más allá del sexo.

2- ESPINA DE ATRACCIÓN: Es lo que llamamos una atracción sexual no resuelta. Nos produce una gran atracción y sólo se quedaría en sexo, sin nada de amor.

¿CUÁL ES MÁS PELIGROSA Y MÁS COMPLICADA DE OLVIDAR?

Evidentemente la “espina de amor” es la más complicada, puesto que al tratarse de amor, es más difícil de olvidar. Es una espina que aunque pase el tiempo, perdura y continuamente la tienes presente. Que no te la puedes quitar con un único encuentro con esa persona, al revés, cuantas más noches…peor.
Mientras que la “espina de atracción” es más llevadera, puesto que es una atracción, que aunque sigue ahí, no duele tanto como la otra. Es algo que sabes que simplemente con tener la oportunidad de quitártela, lo harías y se quedaría en eso.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Si se trata de una “espina de atracción” debemos tener mucho cuidado, sobre todo si tienes pareja, porque caer en la tentación es muy fácil. Y cuando el grado de atracción es alto, es muy peligroso. Debes debatir si te compensa quitarte la espina jugándote todo lo que tienes.

Pero si no tienes pareja y se te presenta la oportunidad, ¡adelante! Quítate la espina sin problemas y disfruta de tu momento. ¡Qué te quiten lo “bailao”!

Si se trata de una “espina de amor” y tienes pareja, el tema es bastante delicado. Es cuando debes plantearte si realmente tienes, junto a tu pareja, lo que quieres. Si realmente te compensa o simplemente te conformas con lo que tienes por no arriesgar. Porque cuando sientes este tipo de espina es porque hay algo más, quieres algo más, por lo tanto puede que no estés sintiendo lo que deberías.
Puede que lo veas como imposible y ni siquiera te lo plantees, pero no hay nada imposible, sólo cosas improbables.
Deberás pensar las cosas para saber qué es lo que quieres, porque puedes caer en la tentación fácil cuando se siente este tipo de espina.

Si no tienes pareja, ¿a qué esperas? ¡A por ello! No tengas miedo de arriesgarte, hay que arriesgarse para ganar. El “no” ya lo tienes, así que lucha por la espinita que tienes. ¿Quién te dice que no eres tú su espina?

Las espinas son algo que cada uno aprende a llevarlas, a vivir con ellas y a saber qué tipo de espina es la suya. Sea cual sea tu espina, ¿vas a vivir siempre con ella clavada o te la vas a quitar?

Por ello desde Divanate te animamos a que valores tu espina, y decidas que quieres hacer con ella. ¿Te la quitas o la dejas? , ¿Te rindes o luchas? , ¿Te conformas o quieres algo más?
La vida no es eterna así que busca aquello que te haga feliz. Lucha por ello, porque todo llega, aunque a veces hay que ayudar para conseguirlo, no sentarse a esperar.

Puedes consultarnos aquello que quieras en nuestro correo electrónico: divanate@outlook.com
Síguenos en nuestras redes sociales: Twitter, Instagram y Facebook
@divanateconmigo

¡Gracias por leernos!

DIVANATE-SIÉNTELO-SUÉLTATE

 

6 Comentarios

    • divanate

      Hola! Gracias por comentarnos! Seguramente deberías pensar a cual quieres de verdad. Puede que una sea sólo cariño, por el tiempo juntos, y tal vez la otra sea amor. Deberías contestarte las siguientes preguntas.
      -¿Con quién piensas más?
      -¿Con quién no podrías vivir?
      -¿Estás con ambas por miedo a dejar a una?
      -¿Cuál es la que verdaderamente amas?
      Sería importante que aclarases tus sentimientos, puesto que estás dañándolas sin querer.
      Tampoco es sano para ti llevar una doble vida,pues toque sufrirás un estrés por la situación .Pero sobre todo es importante porque hay una mujer que sale perjudicada, y no es justo para ella. Si necesitas más ayuda, si quisieras comentarnos cualquier cosa, estaremos encantados de responderte. Mándanos un correo electrónico a divanate@outlook.com y te ayudaremos con más detalle!!
      Gracias por compartirlo con nosotros, esperamos poder ayudarte.
      Equipo de Divanate

  • magda

    yo estaba en pareja y me vi en con un novio que yo tuve el hace trece años quería que me fuese con el pero yo fui cobarde y x mis hijos no lo hice me separe hace dos años nos vimos en marzo después de 13 años y la distancia es un problema y el dice que ya cerró el archivo después de tener conversaciones con el de la noche a la mañana desaparece y eso ya lo hacía antes también como luchar por el amor de mi vida gracias

    • divanate

      Puedes tener dos tipos de espinas perfectamente, puede que tengas una de amor y otra de atracción. No tiene por qué ser sólo una.
      Puede que si tu espina de amor sea algo que no pudo ser en un momento determinado, pero nada tiene que ver que tengas pareja. Las espinas están pese a que tengas pareja. Es ahora cuando tienes que valorar que pesa más, ¿lLas espinas o tu pareja?
      Muchas gracias po tu comentario!! un saludo y gracias!
      Equipo de Divanate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *