Psicología

Suegras- ¿Guerra o paz?

Muchos piensan que convivir en pareja, después de un tiempo saliendo, es lo que define a la pareja. Lo que hace que se valore si funciona o no. Pero hay otra cosa que prueba a la pareja, las suegras.
Y es que desde siempre las suegras y las nueras no han tenido muy buena relación. Esto ha provocado que muchas parejas acaben rompiendo a causa de una mala relación entre ambas. La situación se vuelve insostenible y esto hace que el hijo/a acabe discutiendo continuamente con su pareja.
El 7 de cada 10 mujeres no soportan ,o no tienen una buena relación, con su suegra, frente al 30% restante que tienen una buena relación con su suegra.

¿POR QUÉ ESTA MALA RELACIÓN?

La suegra puede percibir que la pareja de su hijo/a intenta romper el vínculo madre-hij@ . También que su hij@ no está siento atendido como debería, puesto que su mujer trabaja y no atiende la casa. Esto depende de la forma de pensar que tenga cada suegra, puesto que si tienen una educación retrógrada, esperan que la mujer se encargue exclusivamente de los hijos y la casa, dejando al hombre como único trabajador.  Por ello hay algunas suegras que critican cada cosa que haga su nuera, ya sea la forma de educar a los niños, la forma de llevar la casa, el tiempo que dedica al hogar, la administración de los bienes comunes, cómo lava la ropa, cocina, etc.

¿QUÉ TIPOS DE SUEGRAS HAY?

Existen varios tipos de suegras que, aunque tienen factores comunes, se diferencian por su nivel de intromisión dentro de la vida de la pareja.

SUEGRA POSESIVA: Aquella que no es capaz de asumir que su hij@ tiene que hacer su vida con su pareja. La madre sobreprotege a su hij@ pese a que no viva ya con ella, haciendo que muchas veces se enfade porque su hij@ no le visita lo suficiente, o vaya a casa de su hij@ con demasiada frecuencia invadiendo la intimidad de ambos.

SUEGRA EXIGENTE: Aquella que no ve ninguna nuera perfecta para su hij@. Sacando defectos a todas las cosas que haga su nuera. Criticando desde su forma de tratar a su hij@ como la forma de llevar la casa. Suelen recalcar delante de las nueras lo poco eficientes que son, metiéndose continuamente con ellas.

SUEGRA CLASISTA: Trata a sus nueras conforme el favoritismo hacia sus hij@s. La nuera favorita es la mejor tratada, mientras que las otras tienen que parecerse a la favorita para poder ganarse un mejor trato.

SUEGRA ASFIXIANTE: Aquella que llama continuamente a su hij@, controlando lo que hace o donde van. Que utiliza la llave para entrar en la casa de su hij@ y está continuamente allí. Intenta ayudarte en las tareas de la casa pero solo hace que criticar todo como está.

SUEGRA PASOTA: Son suegras que no se ponen en la vida de su hij@, que no llaman ni van a casa de sus hij@s. Y tratan a las nueras de forma amigable, atendiéndola siempre en su hogar y no en el de su hij@.

SUEGRA IDÍLICA: Es la suegra perfecta, la que trata mejor a las nueras que a sus propios hijos/as. Que ante cualquier altercado defiende antes a la nuera, dándole prioridad. La mima y siempre la trata como a una reina.

Existen más tipos de suegras, pero no podemos recogerlos todos aquí. Hemos seleccionado la más características y conocidas.
La clave para que esta guerra entre nueras y suegras sea más pacífico, es el papel que ocupe el hij@ en esta situación.
¿CÓMO PODEMOS SOLUCIONAR ESTA SITUACIÓN?

Si el hij@ da alas a la madre, es ahí dónde viene el problema, tiene que saber mediar entre la madre y su pareja. Si antepone a una de las dos, está dándole el poder  y esto trae consecuencias peores.
Para solucionar esta situación hay que:

Marcar límites para la madre frente a la casa de su hij@.

Ponerse en el lugar de la otra (nuera-suegra)

-Más comunicación entre ambas

Respeto mutuo

Mediar entre ambas no dejando que se ataquen (hij@)

-Prevenir los conflictos

Hay casos que si ambas no ponen de su parte, no puede funcionar. Haciendo que la relación se vuelva fría, que se hablen lo justo. Haciendo que se vuelva una situación incómoda para el/la hijo/a.
Desde hace años esta relación suegra-nuera siempre ha sido vista como algo “imposible”, puesto que la gran mayoría de estas relaciones son tóxicas. Y empeoran con el tiempo, sobre todo si la suegra se va a vivir con la pareja, por enfermedad o por otras razones. Aquí la situación se vuelve insostenible y puede afectar a la pareja llegando a hacer que rompan.

Son situaciones difíciles que a veces, en pareja, hay que vivir. Puesto que una madre es una madre, sólo hay que aprender a convivir.
Desde Divanate te animamos a que si tienes estos problemas con tu suegra, que intentes seguir los pasos indicados. Si esto no funciona, siempre puedes preguntarnos que más poder hacer.
Podéis escribirnos cualquier duda o pregunta a nuestro correo electrónico: Divanate@outlook.com
También podéis seguirnos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram a @divanateconmigo

¡¡Gracias por leernos cada semana!!
¡Gracias por dejadnos vuestros comentarios!

DIVANATE-SIÉNTELO-TÓCATE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *