Psicología,  Sexología

RUPTURA- ¿Dejas o te dejan?

Cuando empezamos una relación todo son mariposas en el estomago, ganas de ver a esa persona,  momentos a su lado maravillosos…todo nos parece precioso y bonito. Ves la vida de color de rosa y hasta lo que,  a priori, no nos gusta de una persona, de esta en particular nos encanta.

Pero no todo es paz y amor, el acoplarse el uno al otro no siempre es fácil y la convivencia es bastante complicada a veces. Por ello muchas relaciones acaban convirtiéndose en un agujero negro,que nos va consumiendo y haciendo que no seamos nosotros mismos. Todo son broncas, pasotismo, y donde habían mariposas ahora hay rayos, donde habían ganas de ver a esa persona ahora solo queda indiferencia. Lo bonito y maravilloso se convierte en un día gris de lluvia.
Llegan las dudas y el momento de la ruptura, cuando agotas todas las vías y ya ves que el único camino es irse cada uno por su lado.
Muchas personas piensan que el único miembro de la pareja que sufre es el que es dejado, pero se ha demostrado que eso no es así. Ambos miembros de la pareja sufren y pasan por unas fases distintas, pero con rasgos similares.

EL QUE DEJA

La persona que decide terminar con la relación pasa por un proceso anterior a la ruptura, la dudas. Aunque toma la decisión a veces sigue cuestionándose si ha hecho lo correcto.

1-Siente dolor por hacerle daño a la otra persona
2- Miedo a haber tomado una decisión equivocada
3-Falsa mejora:
Se siente mejor pero tiene sus dudas cuando ve al otro miembro de la pareja
4-Bipolaridad: días de euforia y satisfacción por la decisión tomada frente a días de depresión y lloros por pensar que no has hecho lo correcto. Esta fase tiene días que echas de  menos a la otra persona, junto con días que no le echas de menos.
5-Desconocimiento de la pareja que tenías: ves que empieza a hacer cosas que antes no hacía y parece que no conozcas a la persona que ha estado junto a ti.
6-Enfado: en esta fase te enfadas al ver que esa persona hace todo lo que tú querías que hiciese antes cuando estaba contigo.
7-Liberación: te habitúas a la situación y llega tu momento, en el que ya has aprendido a llevar tu nueva vida.

EL QUE DEJAN

1-Siente dolor al no entender en que ha fallado, o que ha hecho mal para que le dejen.
2-Miedo al ver que su vida ya no es la que era.
3-Momento de bajón en el cual no quieres salir de casa, no quieres hacer nada, sólo dormir para dejar de pensar.
4-Falsa mejora:
Se siente un poco mejor y piensa que lo ha superado.
5-Bipolaridad: llegan los días en que igual te levantas y tienes  ganas de comerte el mundo, frente a días con momentos bajos dónde hasta las canciones que antes te encantaban, ahora te hacen sentir dolor al escuchar la letra.
6-Enfado: al ver que ,esa persona con la que estabas, está aparentemente mejor que tú y piensas :»que poco le importaba».
7-Liberación: Te acostumbras a la situación e intentas vivir tu vida aprovechando esa libertad que posees.

Como vemos tienen fases distintas pero algunas son iguales y otras parecidas. Pero lo que más nos llama la atención de estas fases es el momento en el que aceptan su nueva situación, proceso que no es fácil y cada persona necesita su tiempo para aceptarlo, llega la liberación.
Es cuando ves a esas personas  que hacen cosas que antes no hacían. De repente son personas llenas de vida otra vez, con ganas de comerse el mundo y hacen  todo aquello que antes no querían hacer.
También hay casos de personas que llevan mucho tiempo en una relación, se termina y se “desmelenan”. Quieren salir, quieren vivir y que el mundo vea que están bien y vuelven a ser felices, en algunos casos sólo quieren que su ex lo vea, para que sepa que son felices y, también, lo que se están perdiendo los ex.
Quieren aprovechar el tiempo perdido en ese tiempo, esos días pasados y desaprovechados en los que no estuvieron bien. Entonces entran las prisas de hacer cosas de nuevo, de recuperar ese tiempo, y ahora lo ven de forma distinta, ahora es su momento y quieren vivirlo intensamente. ¿Por qué estás cosas pasan después y no antes?
Las personas a veces necesitamos un bache en el camino para apreciar tanto lo que tenemos, como lo que queremos en la vida para nosotros.
No todos los casos son iguales y cada persona es un mundo, pero si es cierto que hay un alto porcentaje que suele tener este tipo de comportamiento después de acabar una relación.
Otra peculiaridad es que se vuelven cada vez más exigentes con sus nuevas parejas por el dolor causado y las experiencias vividas. y esto es algo negativo para ellos, puesto que no son capaces de volver a abrir de nuevo su corazón,  y ponen paredes difíciles de derribar.
Sea como sea, lo más importante es aprender de los errores, no volver a cometerlos y no cerrar las puertas a todo lo bueno que te pueda llegar. No pongamos paredes, destruyámoslas.

¿Qué opinas sobre las fases que una persona pasa al terminarse una relación? ¿Y el momento de liberación?

Puedes contárnoslo en nuestro correo electrónico: divanate@outlook.com, contándonos tu propia experiencia.
También puedes seguirnos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram en @divanateconmigo

Gracias por vuestros comentarios y por leernos cada semana! Pronto tendremos nuevas sorpresas!!!

DIVANATE- SIÉNTELO-SUÉLTATE

DIVANATE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *