Psicología,  Sexología

SEXO Y ALCOHOL- ¿Inhibición o desinhibición?

Para muchas mujeres el momento de mantener relaciones sexuales, por primera vez con alguien, puede ser una situación que les produce cierta ansiedad. Ya sea por complejos, por vergüenza, falta de autoestima, inseguridad, mucho tiempo sin mantener relaciones sexuales o por otras muchas razones. Esto a veces les lleva a tomarse unas copas antes de poder acostarse con esa persona, de esta forma se siente más segura y desinhibida, creyendo que así podrá enfrentarse a la situación de forma segura y exitosa.

Cierto es que el alcohol desinhibe tanto a hombres como a mujeres, que cuando llevas en el cuerpo unas copas de más te vez capaz de hacer de todo en la cama, puesto que no te importa lo que pueda pensar, porque te sientes capaz de todo. Lo que nunca vemos ni sabemos es que nuestra percepción es distinta de la realidad. Podemos estar pensando que estamos teniendo un sexo increíble y que estamos de 10, cuando la percepción es bien distinta. Si a esto le añadimos el posible malestar, los mareos de una borrachera… la imagen del sexo es todavía peor.
Todos alguna vez hemos mantenido relaciones sexuales tras una noche de fiesta y borrachera, o con unas copitas en el cuerpo.

¿POR  QUÉ NOS SENTIMOS TAN EXCITAD@S TRAS BEBER?

Se ha demostrado que al beber, se activan varias zonas en el cerebro, que coinciden con las mismas zonas que se activan cuando nos excitamos sin haber bebido. Es por ello que cada vez que empezamos a beber alcohol, estamos más predispuestos a mantener relaciones sexuales y a sentirnos más excitados. Así pues, hombres y mujeres sienten más deseo sexual.

Al desinhibirnos  todos esos miedos, complejos, inseguridades, vergüenza, falta de autoestima, ansiedad…queda reducida, aunque no desaparece, de manera que empezamos a soltarnos más en la cama. Es entonces cuando pensamos que estamos teniendo el “polvo” de nuestra vida, cuando seguramente la realidad sea que es uno normalito. El alcohol altera nuestra percepción y nos parece que esta todo perfecto cuando no es así.
CONSECUENCIAS DE GENERO AL BEBER ANTES DE TENER SEXO

Hombres y mujeres sufren varios cambios en su cuerpo que va a dificultar la práctica sexual. Sólo la dificulta, no significa que se impida el coito. Dependiendo del nivel de alcohol que se lleve en el cuerpo tendrás mayor o menor dificultad.

HOMBRES

-Disfunción eréctil situacional. Puede que llegue el momento del coito y no se consiga una erección pese a que se esté excitado.
-Retardo de la eyaculación. El alcohol puede dificultar la eyaculación haciendo que aparezca de forma más tardía. Muchos hombres utilizan esto para aguantar más durante el coito, pero la eyaculación es menos intenta mayoritariamente.
-Mala erección o erección parcial. El pene no está totalmente erecto, dificultando la penetración en algunos casos.
-Pasos más torpes y menos precisos. Cuando hemos bebido nuestros movimientos son más torpes y menos precisos. Aquello que de normal dominamos, en esta situación nos sale un poco peor.
MUJERES

-Dificultad para alcanzar el orgasmo. El alcohol afecta al sistema nervioso central, haciendo que se dificulte  llegar al orgasmo en algunas ocasiones, haciendo que cueste más llegar. Algunos lo adjudican a la torpeza de los actos cuando se ha bebido.
-Sequedad vaginal. El alcohol hace que haya menos lubricación vaginal. Esto hace que las relaciones sexuales sean más dolorosas.
-Pasos más torpes y menos precisos.
También en las felaciones suele pasar esto. Así como en todos los movimientos sexuales. Hay más descoordinación en el acto sexual.
-Fatiga y mareos. Algunos movimientos suelen ser más brutos cuando hay alcohol por el medio, haciendo que se fatiguen y se mareen.

Estos son algunas de las dificultades que hay cuando mantenemos relaciones sexuales tras haber bebido alcohol.  Seguramente algunos te hayan ocurrido, otros no. Pero como bien hemos dicho con anterioridad, depende del grado de alcoholismo en el que nos encontremos y de cómo nos afecte, tendremos más probabilidades de sufrirlo.

Más de una vez os habréis visto en una situación en la cual, tras haber bebido y comenzar a mantener sexo, habéis tenido que parar. Ya sea por marearse, por imposibilidad de realizar el acto, por ganas de vomitar o incluso alguna vez os habéis quedado dormidos.
Aunque algunos de los ejemplos parecen dignos de una película de comedia, pasa más de lo que creemos. A veces, incluso olvidamos algunas cosas tras la borrachera, y no recordamos todos los detalles del coito.

Si de verdad queréis disfrutar del sexo en todo su esplendor, es mejor que lo hagáis sin haber bebido antes. Así podréis valorar si el sexo ha sido bueno o malo. Ya que con alcohol nuestra percepción nos juega malas jugadas.
Muchos de nuestros lectores nos han contado su propia experiencia en este tema, y un porcentaje alto coincide en que han tenido tanto buenas como malas experiencias, al unir sexo y alcohol. Pero que ganan las malas experiencias con un sexo desastroso en el cual, tanto hombres como mujeres, creían que estaban teniendo un sexo increíble y luego, la otra persona, les ha dicho que eso no era así. También tenemos lectoras que nos han contado lo mal que lo pasaron, porque tras la borrachera no se aclaraban para mantener relaciones sexuales, no sentían el mismo placer que otras veces y acabaron fingiendo en la cama. Haciendo que luego sientan vergüenza de sí mismas.

Todas estas cosas te pueden pasar a ti, así que es mejor estar informada de las consecuencias que puede tener el alcohol en las relaciones sexuales.
Puedes contarnos tu experiencia en nuestro correo electrónico : divanate@outlook.com
También puedes seguirnos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram: @divanateconmigo.

Muchas gracias a todas esas personas que nos hacen consultas a través de nuestro correo electrónico. Y también por leernos cada semana. Cualquier duda o pregunta nos la podéis hacer en nuestro correo electrónico. Pronto traeremos nuevas noticias y secciones.

DIVANATE

DIVANATE-SIÉNTELO-SUÉLTATE

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.