Sexología

Bragas usadas- ¿Negocio en potencia?

Seguramente ha llegado a nuestro país el negocio revolucionario del futuro, sexualmente hablando. Y éste es el conocido negocio de “las braguitas usadas”.
Quizás a algunos/as les parezca desagradable pensar en comprar braguitas usadas por otras personas, pero hay otros que están pagando una pequeña fortuna por una de ellas.

Esta idea viene directamente desde Japón, dónde allí es un negocio consolidado. Con muchos compradores, son capaces de pagar entre 30 y 100 euros por unas braguitas usadas. Aquí, incluso, hay máquinas expendedoras  dónde tú puedes comprarlas directamente, como quien compra un refresco o una snack.

¿CÓMO FUNCIONA EL NEGOCIO?

Hay empresas que ya trabajan directamente en este sector, tienen páginas en internet dónde puede inscribirte y empezar a vender tus propias braguitas usadas.
Allí se cuelgan las fotos con las braguitas puestas, describiendo que tipo de actividad has hecho con ellas, ya sea llevarlas todo el día, utilizarlas durante el gimnasio…
Si les gusta, ellos se ponen en contacto contigo mediante un chat, todo anónimo, para realizar la compra. Hay que poner un precio inicial para que el comprador sepa el precio que tienen. De esta forma luego se realiza el pago y el envío, todo anónimamente. Incluso el envío se hace con un código de barras para mantener la privacidad.

¿QUÉ PIDE EL COMPRADOR?

Lo que demanda en comprador es que las braguitas:

– Tengan mucho flujo vaginal.
-Estén sudadas (por actividades físicas)
-Con manchas de menstruación.
-Con manchas de heces.
-Con algunos pelos vaginales.
Dependiendo de lo que pida, puede valer más o menos dinero. Las más demandadas son las braguitas de mujeres embarazadas. Su flujo es más intenso y eso les gusta más a los compradores. Por lo tanto, éstas son las que más dinero sacan por las braguitas.

Si te inscribes a una página, ellos se llevan parte del dinero que se gana, pero aún así, los beneficios son mayores. Puesto que puedes comprar unas braguitas por un euro, y venderlas por 30. El beneficio es claro. Aunque es importante saber venderse, buscar braguitas “sexy” y jugar mucho con la imaginación y el erotismo para poder vender.

¿QUIÉN PUEDE VENDER SUS BRAGUITAS USADAS?

Al principio solían venderlas actrices porno, o gente relacionada con el porno.  Pero hoy en día muchas mujeres  fuera de esta factoría lo hacen: mujeres casadas, amas de casa, jóvenes en paro, mujeres con trabajo pero que se quieren sacar un sobresueldo, mujeres embarazadas para sacarse un extra… no hace falta tener ninguna característica específica, sólo internet, no tener vergüenza y  saber venderse.

 

¿QUÉ CLASE DE COMPRADORES HAY?

Seguramente estéis pensando que la gente que compra esto tiene algún tipo de problema, pero no. Es gente que tiene un fetiche, una parafilia de las que hemos hablado anteriormente en nuestro blog. Ellos no hacen daño a nadie comprando algo como esto.  Y lo utilizan de forma sexual, ya sea para masturbarse tocándolas, oliéndolas o poniéndoselas. Aunque también pueden compartir esta práctica con otras personas y hacer que se las ponga otra persona.

La gente que suele comprar estas braguitas, es gente que siente ese morbo, esa excitación por la ropa interior con aroma vaginal. Ese aroma es lo que les excita.
Hay todo tipo de compradores: jóvenes, hombres casados, empresarios, hombres con familia y esposa… nada tiene que ver la vida que tengan o en qué trabajen, son personas como tú y yo, pero la diferencia es que los gustos por la erótica sexual pueden ser distintos. Tal vez a unos les exciten los zapatos y a otros las braguitas usadas. Es algo totalmente respetable, los objetos o cosas que nos pueden provocar excitación pueden variar de persona a persona.

Mucha gente ya se está lucrando de este negocio. ¿Puede ser el negocio del futuro?
Cada vez se está extendiendo más por España, y sabemos que por otros países también. Los japoneses han sido los pioneros, pero cada vez hay más adeptos en otros países, como en España.  Dónde cada vez más gente se apunta a vender braguitas usadas por internet.

¿Qué opináis sobre este negocio? ¿Venderías tus braguitas usadas? ¡ Cuéntanoslo! Puedes dejar un comentario en nuestra web o mandarnos un correo electrónico a: divanate@outlook.com

Síguenos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram: @divanateconmigo

Gracias por leernos cada semana!!!

DIVANATE

5 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *