Psicología

VIOLENCIA DE GÉNERO- ¿Prevenir o curar?

Cuando hablamos de violencia de género, pensamos que todo es golpear a la pareja, maltratarla físicamente. Pero el maltrato va más allá.
Tu pareja puede estar maltratándote de otras formas, no físicas, y puede que no lo sepas.
Existe más tipos de maltratos, aparte del físico, que puede incluso afectarte más sin darnos cuenta. Cómo por ejemplo:

-PSICOLÓGICA:

Esta es la más difícil de superar, la que más secuelas nos deja y la que más nos cuesta detectar cuando la sufrimos. Porque las palabras pueden hacer más daño de lo que creemos. Cuando nuestra pareja nos hace sentir cómo si no sirviésemos para nada, que nos repite mil veces que no hacemos nada en la vida, que no valemos, que no somos nada sin nuestra pareja y que todo lo hacemos mal. Aquí es cuando se está haciendo un maltrato psicológico.
Cuando intenta controlar nuestras acciones, comportamientos, decisiones, nos amenaza, restringe o nos humilla delante de los demás, o cuando estáis solos. Todo esto es violencia de género, aunque a veces normalicemos comportamientos de nuestra pareja que no son los que tocan.
De esta forma acabamos creyendo que es cierto lo que dice, y es entonces, cuando tiene el control sobre nosotras.

-SEXUAL:

Cuando nos sentimos obligadas  a mantener relaciones sexuales con nuestra pareja, llegando incluso a ser forzadas a ello. Mediante amenazas, golpes, coerción, usando la fuerza o, incluso, hasta el punto de violar a la pareja. Hay algunas parejas que incluso dominan tanto a la otra persona, que las obligan a prostituirse. Forzándolas con otros hombres con los que ellos pactan. Los cuales abusan y acosan como quieren a ésta, sin que ella no haga nada, por miedo.

Seguramente los conocíamos, pero no hace falta ir al extremo para ser violencia de género. A veces las parejas tienen conductas propias de violencia de género y las vemos normal o , a veces, incluso creemos que es algo “bonito”, porque es señal de que nos quiere y se preocupa por nosotros.

CONDUCTAS QUE HEMOS NORMALIZADO  Y SON UN INICIO DE VIOLENCIA DE GÉNERO

-CELOS

Algunos tienen la falsa creencia de que los celos son señal de amor, de que se preocupa por nosotras, que nos quiere demasiado y tiene miedo de perdernos.
Los celos pueden ser pocos, pero hay veces que tenemos en nuestra relación unos celos desmedidos y no somos capaces de ver lo malo que es.
Cuando nuestra pareja no nos deja hablar con otra persona del sexo opuesto, se pone agresivo/a y nos prohíbe rotundamente hablar con nadie, eso no es algo normal. Está limitando nuestra libertad y obligándonos a dejar de hacer algo que nos gusta y no es malo.
Empezamos dejando de hablar con una persona y acabamos evitando todo tipo de contacto, para así evitar discusiones con nuestra pareja.

-CONTROLA NUESTRO TELÉFONO

Cuando nuestra pareja empieza a querer controlar con quién hablamos por Whatsapp, espiando cada conversación que tenemos, restringiéndonos las conversaciones( para así poder saber qué hablamos y con quién), es otra forma de control y, también, un inicio de violencia de género.
Empieza por saber nuestra contraseña o patrón del móvil, se enfada cuando  lo cambias, quiere que le enseñes las conversaciones, controla tus llamadas,  se mete con total libertad en tu Smartphone para ver todo : foto, videos… pero no quiere que mires en su móvil. Tiene el control total del móvil. Muchas, como no tienen nada que esconder, dejan el móvil pensando que así le están demostrando algo, pero sólo están cometiendo el error de dejar que su pareja lo controle todo.
Esta forma de violencia de género se va extendiendo cada vez más y no somos conscientes.

-CONOCE CADA UNA DE NUESTRAS CONTRASEÑAS

Conoce las diferentes contraseñas de nuestras redes sociales, de nuestro correo e incluso de nuestras cuentas. Todo esto hace que tenga el control absoluto sobre cada una de las cosas que tenemos. Seguimos pensando que es una prueba de confianza, pero sólo estamos vendiendo nuestra intimidad para que puedan controlarnos. Esto hace que pueda llegar a  eliminar de nuestras redes sociales a todos los hombres, o mujeres, que él/ella no desea que tengamos. Hace preguntas sobre por qué alguien te escribe un comentario, haciendo que se convierta en una bronca continua. Y tú intentando hacerle entender que no es nadie importante y que sólo soy amigos. Aún así te hace sentir mal y consigue que dejes de hablar con esa persona, para así no discutir.

 

Cuanto más control tiene sobre nuestras cosas, más control tiene sobre nosotros mismos. Y aunque no haya violencia física, ni sexual, estamos sufriendo violencia psicológica sin darnos cuenta, puesto que desconocemos esto.
Evidentemente hay que estudiar cada caso para saber si es un caso de violencia de género, pero estos son algunos de los tipos que hay, y cada vez va creciendo más.
Es bueno conocerlos para saber detectarlos y poder actuar con anterioridad ante estas situaciones. Nuestra vida es nuestra y tenemos que tener nuestro espacio y privacidad también en pareja. Por eso desde Divanate queremos ayudarte a detectarlo para que puedas actuar.

No dejes que sea demasiado tarde, hay que detectar y actuar.

Puedes contárnoslo en nuestro correo electrónico: Divanate@outlook.com
También, puedes seguirnos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram en @divanateconmigo

Graciaspor leernos cada semana!!!

DIVANATE

DIVANATE-SIÉNTELO-SUÉLTATE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *