Curiosidades,  Psicología,  Sexología

PARAFILIAS- ¿TRASTORNO  O  GUSTOS DISTINTOS?

 

Uno de mis temas favoritos, tanto en psicología como en sexología, son las parafilias sexuales. Me han parecido siempre algo interesante. Aunque a mucha gente le parece increíble, a la par que repugnante,  que las personas puedan excitarse con ciertos objetos, situaciones o actividades poco usuales, a mí me parece un tema digno de conocer. Descubrir qué sienten y cómo lo viven, para así poder llegar a entender mejor su excitación.

¿QUÉ ES UNA PARAFILIA?

Una parafilia es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos. No existe un consenso para establecer un límite preciso entre el interés sexual inusual y la parafilia. Incluso existe debate sobre si alguna de las consideradas parafilias deberían figurar en los manuales de diagnóstico o no.

Considerar una práctica sexual, un objeto, un lugar, etc. como parafílico depende de las convenciones sociales imperantes en un momento y lugar determinados. Tal vez lo que nosotros consideramos una parafilia, en otras culturas y lugares puede ser algo totalmente aceptado y normalizado en su sociedad.

Ciertas prácticas sexuales, como el sexo oral o la masturbación, fueron consideradas parafilias hasta mediados del siglo XX, aunque hoy en día se consideran prácticas no parafílicas, siempre que la actividad del sujeto no se límite únicamente a ellas.

¿CÓMO SABEMOS QUE PADECEMOS UNA PARAFILIA?

No se considera parafilia si la práctica sexual poco habitual cumple estas tres condiciones:

 

1-Estas prácticas sexuales no son la única forma con la cual la persona alcanza goce sexual y puede obtener un orgasmo, sino que sean sólo una forma de sexo casual, voluntaria y no indispensable ni obsesiva para la práctica sexual. Por ejemplo, una pareja que practica el sadomasoquismo o la asfixiofilia con cierta regularidad, pero pueden sostener otro tipo de relaciones sexuales si así lo desean.

 

2-Si estas prácticas sexuales no causan daño físico, psicológico, económico, etc., a la persona que la practica o a las personas que están involucradas en la práctica. Se torna patológica cuando afecta nocivamente de forma objetiva la vida de la persona practicante, de quienes la rodean o de la sociedad en general

 

3-Cuando los involucrados son personas conscientes y voluntarias que participan del acto de forma consensuada.

Aunque hay varias parafilias que es imposible ser consciente y voluntario para participar de forma consensuada como en la pedofilia, el frotteurismo y la somnofilia, entre otros. Puesto que la persona en sí no sabe lo que está ocurriendo, ni da su consentimiento.

¿QUÉ PARAFILIAS EXISTEN?

Hoy en día hay algunas parafilias que la sociedad  considera como poco nocivas e inofensivas.
Aunque aquí nombraremos sólo una pequeña parte de todas las que hay:

Agrexofilia-Excitación producida por el hecho de que la actividad sexual sea oída por otras personas.

Amomaxia-Excitación sólo al realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado.

Candalagnia o candaulismo-  Dentro del Voyeurismo, es la excitación sexual al ver a la pareja copulando con otra persona.

Podofilia o podolatria- dentro del Fetichismo, es la excitación por pies humanos. La excitación se produce al acariciar, besar, chupar, lamer, oler, tocar o ver los pies de otra persona.

Voyeurismo- Excitación producida al ver a otras personas realizando el acto sexual de manera subrepticia, es decir, que quienes son observados no lo saben. Puede excitar mucho al voyeurista la posibilidad de ser descubierto.

Fetichismo-Se le define como la obtención del placer o excitación sexual a partir de objetos inanimados, por ejemplo zapatos, ropa íntima o con partes del cuerpo (pelo). Se concentra todo el erotismo y la excitación en el objeto amado, hasta llegar a situaciones en las que sólo se logra el orgasmo en presencia de ese objeto.

Travestismo- se caracteriza por obtener placer o excitación sexual vistiendo ropas del sexo opuesto (hay que diferenciarla de la transexualidad). El orgasmo se presenta generalmente por medio del frotamiento (masturbación) con las prendas.

Y otras que son consideradas nocivas y peligrosas, como:

Masoquismo: la persona tiene gran placer sexual al ser agredida físicamente a través del dolor físico o de la humillación, el sometimiento, la degradación o el maltrato. Los masoquistas tienen fantasías destructivas que vuelven contra sí mismos.

Sadismo: la persona experimenta gran placer sexual y excitación al agredir, someter y ocasionarle a su pareja sufrimiento físico o psicológico.

Zoofilia o bestialismo: Consiste en obtener el placer sexual con los animales, se refiere específicamente a fornicar con ellos. Los animales más comúnmente involucrados son los domésticos, pero también pueden ser los de granja.

El frotteurismo: el individuo obtiene excitación o placer sexual frotando sus genitales contra una persona, sin su consentimiento. Esta conducta se da en sitios públicos donde están agrupadas una gran cantidad de personas y donde se puede estar muy cerca sin necesidad de una justificación.

La Pedofilia o Paidofilia: el individuo adulto se siente sexualmente atraído por los niños, ya sean estos pequeños o prepúberes. Este trastorno se caracteriza más por el uso y abuso del poder que por la excitación sexual.

Asfixiofilia: Consiste en la excitación que le provoca a la persona el asfixiarse al momento de alcanzar el orgasmo. Impedir la respiración, mediante la obstrucción con objetos de las vías respiratorias o cubriéndose la cabeza con elementos plásticos o de látex.

Necrofilia: consiste en la obtención del placer sexual con cadáveres, generalmente por medio de la cópula. El necrofílico presenta escaso interés en las mujeres vivas, pero algunos pueden realizar el coito si la mujer permanece totalmente quieta, como si estuviera muerta.

Somnofilia-Tener relaciones sexuales con una persona desconocida mientras aquella duerme.

Coprofília- Placer sexual a través de las materias fecales. Que te defequen o comer las heces.

Urofilia- Placer sexual al ser orinado encima o al beber la orina.

Aunque existen muchos tipos de parafilias, no todas están registradas como trastorno en el DSM-V , el libro que recoge todo los trastornos.
Es que os sorprendería saber la de peculiaridades sexuales que existen, y que aquí en Divanate iremos comentando e informando.

Como bien he dicho anteriormente, las parafilias me parecen un tema interesante a tratar, hay muchísima gente que tiene prácticas sexuales muy distintas a las que realizan la mayoría de las personas de nuestro alrededor.
Y aquí respetamos todo tipo de prácticas mientras sean consentidas por las personas que la realizan, y no violen ningún derecho humano.

Y es que muchas personas, y seguramente gente que conocemos, pueden realizar alguna de estas parafilias con sus parejas, porque estas personas son personas como tú y como yo, pero con gustos sexuales distintos.
Por ello desde Divanate queremos ayudarte si tienes alguna de estas parafilias y no sabes cómo tratarlas, y están afectando a tu vida cotidiana.
También, en Divanate, estamos interesados en conocer un poco más alguna de estas parafilias, por ello nos gustaría saber ¿Cómo te sientes?, ¿Qué sientes?, ¿Cuándo empezó? Y muchas más preguntas que estaríamos encantados de conocer para poder conocer más a una persona con alguna de estas parafilias.
Así que puedes ponerte en contacto con nosotros, de forma totalmente anónima, y contarnos tu experiencia en divanate@outlook.com

Y a todos los que nos leéis ¿qué pensáis, trastorno o gustos distintos?
Podéis escribirnos contándonos que os parece o dejarnos un comentario abajo.
No dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Estamos aquí para ti!
GRACIAS POR LEERNOS

DIVANATE

Síguenos en  instagram o Twitter –> @divanateconmigo
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *